Armagedón

17/11/2011

No deja de sorprenderme como se van quemando términos, bueno, más que términos, coletillas creadas a lo largo de esta crisis por los muchos “apóstoles de la economía”.

Viendo lo que está ocurriendo esta semana, que parece sorprender al gran público, uno pensaría en utilizar términos como ” la tormenta perfecta, otra vez” o algo así.
Pues no, ahora el término que no tardaremos mucho en gastar es el de Armagedón.
El que más y el que menos se ha despertado ya y se ha dado cuenta que el hecho de no estar Papandreu, ni “papito” Cabaglieri, ni que el 20n sea el último día de papanatas, no sirve para nada. El decir, los cambios políticos son descontados antes de que sucedan, son pues en si mismo irrelevantes.
Es curiosa la visión que de la zona euro se tiene desde el otro lado del Atlántico. Aquí, llevamos desde el 2007 diciendo que el gran error de la zona euro, ha sido no acelerar los cambios en las legislaciones de los países miembros, tendentes a una lógica integración fiscal, es decir que cada euro valga lo mismo independientemente del país donde se viva y en nuestro caso y ademas, de la región donde se viva. Fácil no?
Pues más fácil se plantea desde el otro lado para explicar el fracaso de la unión monetaria. El error es nacimiento. La adopción del euro por parte de los países miembros, representó una renuncia a ejercer una soberanía sobre una moneda propia, que ahora habría supuesto la posibilidad de efectuar devaluaciones en las mismas para hacer frente a los problemas actuales.
Representó además el financiamiento de un déficit creciente, que se ha convertido en el caso de los países periféricos en estructural, en una moneda que no podía ser controlada, ni tampoco su política monetaria.
Comprando esta idea, deberíamos asumir que muchísimo de la situación actual en los llamados PIIGS se asemeja a lo sucedido en Argentina. Y de hecho, lo que sucede en Grecia va camino de ser una réplica. (hay muchas formas de corralitos).
Dicho a lo bruto, podríamos pensar que los fondos estructurales recibidos, además ineficientemente empleados, los estamos pagando con unos déficit crecientes por los motivos monetarios expuestos.
De ahí, que los cambios políticos no produzcan efectos positivos, y que ahora los ataques se desvíen hacia la parte central de la unión y que incluso se observe ya la contaminación sobre el sistema financiero americano, el Armagedón pues sobre la economía.

Soluciones hay, claro que si, incluso seria una perdida de tiempo pensar si el euro es un modelo fracasado o no, tal vez, más que fracasado sea inexistente.

La deuda pública soberana debería tener un coste controlado y lineal, pues Europa no es competitiva, ni junta ni atomizada, y los costes creciente de la deuda la alejan de la viabilidad a futuro. Las políticas monetarias deben contemplar devaluaciones internas con la interposición de tasas entre países miembros deficitarios y excedentarios.
Las administraciones deben de incentivar la actividad con políticas de inversiones activas, empezando por meter dinero en la economía real. Por ejemplo, dotando de liquidez a las facturas pendientes por ellas mismas e implicando en esto a las entidades financieras. Las entidades deben de liberarse de activos inmobiliarios a precios reales, porque hay que drenar la economía de toda superproducción empezando por la inmobiliaria. Toda subvención debe tener un retorno.
La solución, a lo mejor, es que el BCE sea el banco malo que se necesita, y que dote de liquidez al sistema en la cuantía y en el coste necesario. Al sistema, empezando por la economía real, no por la financiera, y hacer de esta el instrumento, no el destino final. Habría por tanto que correr, si correr, en la dirección contraria de los recortes presupuestarios que impone Merkozy, ojo, recortes presupuestarios, que no de los recortes del despilfarro y del all free.

20111117-005216.jpg

Anuncios

Salvemos al Euro, del Euro.

11/11/2011

Es increíble lo que estamos viviendo estos días, estoy empezando a pensar, -por lo que leo-, que la crisis no existía y que ha sido, esta siendo y perdurara, gracias a los grandes errores de unos mandatarios incapaces de leer la situación y por ende, de tomar decisiones acertadas.

Según uno lee, el tamaño tan “gordísimo” del asunto Lehman, fue tal, que pareciera que la crisis se origino con la decisión de dejar caer la entidad.

Digo que no había crisis allá por el 2008 porque ahora resulta que el “duo dinámico Merkozy” y la tribu de palmeros de las instituciones europeas y presidentes del resto de paises; están barajando, ahora, la voladura del euro. Si, ya se, la Europa de dos velocidades…, expulsiones controladas…, coexistencia de monedas locales y euro.

! Y esto ahora después de tres años gastando dinero indiscriminadamente¡ ¿Para qué?
Y encima se sorprenden de que el 2012 la economía presente recesión. Pero señores, si era evidente con su imposición de austeridad, de recortes.

Por cierto, para que se enteren de una vez que la economía es un estado de ánimo y empiecen a cambiar el chip:

Las palabras importan.

No digan austeridad, no digan recortes.
Utilicen mejor, eliminación de despilfarros para su empleo en eficiencia. Utilicen transformar ineficiencias públicas en productividad en la economía real.

Otra de las teorías de los apoyos a los países en dificultades ( por cierto, el BCE debería desaparecer pues está incumpliendo todos sus mandatos), era que estos servirían para evitar el incremento del desempleo y aumentarían la productividad. Y que el apoyo a la economía financiera serviría para que el crédito llegara a empresas y familias.
Pues ni una cosa ni la otra. El dinero que va a la economía financiera no fluye, y sirve, entre otras cosas para reducir plantillas a costa de todos.

Cuando van empezar a apoyar la economía real, con emisiones de deuda especial del dinero que las administraciones adeudan a pymes y autónomos? Tan difícil es ver que este es el punto cero de la cadena?

En serio, para este viaje no hacían falta alforjas, lo de no romper el euro, su euro, empieza a sonar a que viene el lobo, que viene el lobo.

Europa esta herida de muerte, al menos en su concepción de la cultura del estado del bienestar, que desapareció hace ya mucho tiempo. Alemania necesita de todos porque por si sola es demasiado pequeña en el conjunto mundial. No hay pasta que soporte tanta equivocación.

Somos el chollo del resto del mundo, tenemos una moneda carísima que nos resta competitividad, no tenemos energía, y encima como somos “súper chupis” nos mola el estado del bienestar.
Si queremos seguir hacia adelante, debemos empezar por abrir los ojos.

Lo se, lo se, hoy puede que este un poquito “ensonado”, pero hoy he leído una serie de informaciones que te quedan la cara de tonto ( un poquito yo ya la traía de antes).
He leído, que cierto mandatario regional, en sus años de califato se hacia traer la comida, a diario de unos 40 kilómetros de distancia de su residencia. Si esto es cierto, este señor debería dejar de “dar consejo al estado” y pasar por un tribunal, no precisamente médico.

También he leído que el gobierno portugués quiere quitar cuatro días de vacaciones de los catorce actuales. Esta medida unida a la anterior de trabajar media hora más al día por la patilla, se convierten en uno de los grandes errores de los nuevos gobernantes lusos. Vamos a ver, que vivimos una crisis de demanda del copón, que Portugal ademas no tiene masa crítica para que la evolución del consumo le permita un cambio espectacular. Que hay que repartir el trabajo existente, no que los pocos que trabajan lo hagan más en beneficio de un tejido industrial escaso, que además el peso del empleo público tanto en Portugal como en nuestra región, no es la leche, sino la releche.
Hombre por favor, un poco de seriedad, y un mínimo de nivel.

20111111-011048.jpg

Tenemos un mapa?

07/11/2011

La semana pasada se publicaron los datos de empleo correspondientes al mes de septiembre.
Sin duda ninguna una dramática cifra para nuestra región, para nosotros. Cifra que a duras penas soportan dos factores, uno de ellos, objeto de ataques indiscriminados durante los últimos ocho años, la familia. Y otro enmudecido y ocultado – tal vez para compensar el hiper subsidio de la economía-, la economía sumergida.
Ha resultado patético escuchar la utilización política de la cifra correspondiente al incremento del pasado mes. De acuerdo, insoportable, dramático, etc. Pero importaba muy poco los nombres y apellidos que hay detrás, lo que únicamente importaba en estas manifestaciones es que, el contrario, era el culpable de la misma. Para vomitar señores, para vomitar. Estamos hablando de víctimas, al igual que otros grandes debates que se intentan dejar fuera de las luchas partidistas.
Ni una sola solución, en años, en años, ni una sola ( el macro empleo no es solución porque es insostenible económicamente, el 72% del PIB ya se va para pagar deuda).
Unos insistiendo en hacer lo que sea cuanto antes, un plan de choque lo llaman. Pero si ya nos hemos estrellado, contra que más nos queda chocar?
A si, podemos volver a chocar contra el empleo público y además temporal, en los ayuntamientos, que hace muchos, muchos años, no tienen un duro, y ahora ademas no tienen ingresos porque ya no podemos recalificar más suelo. Es decir, no nos llega para pagar la luz y dicen algunos que pueden crear x miles de puestos. No, llamenles por su nombre, algo así como subsidios en cubierto, o algo parecido.
Y no es que yo me oponga, no. Porque estos subsidios encubiertos (empleo precario muy temporal, sin dinero para pagarlo y sin un retorno eficiente al contribuyente), tienen un enorme beneficio social y económico, que es, el poder llevar a casa algo que de de comer a los tuyo, y el equilibrio mental que representa para esa persona, que además sirve de referencia positiva para su entorno. Beneficio a mi juicio enorme, pero estos “molucos” que los proponen, ¿Realmente son conscientes de ello, lo saben medir, lo saben ver? Para mi que no. Creo que sus matemáticas son más sencillas, diez mil empleos igual a treinta mil votos.
Digo esto, por diversos indicios, como el ataque que se le hace hoy en prensa al nuevo responsable de empleo de la región, aun sabiendo, que estas cifras tienen su procedencia clara, muy clara, demasiado clara.
Se dice en PNL que el mapa no es el territorio. De acuerdo. Se pide el desarrollo inmediato de un plan de empleo. Y se diseña uno, o dos o más. Gran labor por la carga de universalidad que conlleva. Los planes diseñados se podrían aplicar a cualquier territorio, o casi.
Esto me hace preguntarme, si antes de trazar un plan, no deberíamos tener un mapa, de necesidades, de empleabilidad posible, de demanda segmentada de la mano de obra, de deslocalización controlada de mano de obra, de atracción de población para resolver la crisis demográfica, de fabricar modelos que sean exportable…
De acuerdo, todo esto sirve para el largo plazo. Bien, pues hagamos las dos cosas. Salvemos a las personas, quememos las naves, y no dejemos nada del resto en el tintero, salvo las lenguas afiladas.

20111106-235316.jpg

Pequeñas cosas, pequeñas palabras

04/11/2011

Situación, domingo por la mañana, primer día que parecía que iba a llover. Plaza del pueblo (el nombre del pueblo lo omito porque no encuentro nada positivo que contar), todo listo antes de empezar la ruta, y antes, el café de rigor.
Visita al baño del local, puerta pequeña, tipo sandwich, pintada como no de color marrón oscuro “titanlux” satinado al uso.
El techo del baño de la misma altura de la puerta, increíble la maniobra para hacer pis en un metro cuadrado y un metro sesenta de altura. En las cuatro paredes, vestigios de lugares donde un principio se debieron colocar los utensilios que uno espera encontrar en ese lugar y ahora sustituidos por una alambre muy bien trabajada que “hace el apaño”.
La limpieza, un recuerdo de la infancia.
Lunes por la mañana, titular en prensa, algo así como ” el plan de excelencia turística no consigue atraer más turistas…”
Plan de excelencia, como me decían en casa cada vez que veían mi coche – nada que no arregle cuarenta duros de agua y jabón -. Eso si, establecido como hábito.
Los turistas que vendrán a nuestra tierra eligieran ir al valle del Jerte, o del Ambroz, o a Mérida, o a Cáceres, o a los mil lugares con encanto que tenemos. Pero todos, todos, todos, tendrán que hacer pis.
Ahí tienes un plan de excelencia!

20111104-010146.jpg

Confuso

02/11/2011

Estoy confundido, lo confieso,  no sé cómo interpretar correctamente algunas de las muchas señales que en estos días me encuentro.

Hoy, en la visita al pueblo, he vuelto a tener  esa sensación de aquella época gris de la transición, decadente, de recesión, de carencia de rumbo y escasa esperanza; de que cualquier mínima cosa había sido tocada por un ambiente depresivo.

Dentro de aquella atmosfera, y también ahora, te encuentras con pequeños destellos de que la vida, va buscando orificios, por donde seguir adelante, por donde buscar una salida hacia nuevos tiempos de luz.

Orificios muy, muy pequeños, tímidos ante el tamaño de la situación general.  Quizás el secreto resida ahí,  en las pequeñas cosas, en las ínfimas cosas de cada día; en el grano a grano, sin demasiada prisa en alcanzar el futuro.

El futuro por el que trabajamos no es el nuestro, sino el de los que nos suceden, para el cual hemos dilapidado el nuestro. El presente, resulto ser también una burbuja.

Como dice “House” – Todos mienten-.

Casualmente, tanto mi Padre como mi Suegro, me han hecho hoy la misma pregunta (por separado):

–        ¿Y todo este dinero que debe el Estado, quien lo va a pagar?

Me he esforzado en darles, en darme, una respuesta sosegada,  y con una visión esperanzadora aunque lejana en el  tiempo.

Empezando por decirnos en voz alta, que no nosotros, sino nuestros hijos tendrían que pagar esta inmensa deuda y que muy probablemente no creía que terminaran de hacerlo. Al menos que  consigan que el sector privado no esté también endeudado.

Sin duda su pregunta (ya digo que por separado y sin estar en absoluto de acuerdo), venía al hilo de la desesperada idea conocida hoy de que los griegos (el político griego) quieren someter a referéndum su segundo rescate.

Les preocupa la idea de la deuda, en el sentido de que no ven como y cuando el gobierno griego podría hacer frente a la misma. Ante esto, la respuesta es sencilla,  no la van a pagar,  comunicaran que a partir de ahora solo podrán devolver en el entorno de un 40% de la misma y a mucho más plazo del contratado.

–        ¿Y después qué?

Me imagino que después se producirá lo que debería haber pasado en el primer rescate, en lugar de medidas de austeridad, marcar un calendario de salida programada del euro. Podrán devaluar su moneda, tendrán un mercado interno sostenido y rezaran para tener paz social y que se les vuelvan a llenar las calles de turistas. Intentaran vender más en el exterior gracias  a la ventaja competitiva que les dará una moneda más barata.

–        ¿Entonces el euro lo pasará muy mal?

A lo mejor, si sale un país solo, sí.  Pero como Italia está pero, cayendo esta,  no se podrá seguir mintiendo sobre el absoluto contagio de toda la zona. Quién sabe, tal vez la solución pase por enterrar el euro. No por gusto, sino porque las políticas erróneas de los últimos años, desemboquen en la única vía que se quería evitar.

En fin, siempre nos quedará twitter para estar unidos.

El final del principio?

28/10/2011

Una vez más he tenido que ser recatado de mi analfabetismo 2.0, por mi mentor en esta actividad, el doctor J. Zamoro. Y gracias a él estreno hoy la posibilidad de compartir mis post a través de las redes sociales.

Una vez más, gracias Juan.

El título de este post termina en una interrogación, pues no es fácil saber si tras las decisiones acordadas ayer en la sede de la unión, se ha puesto fin al tramo descendente de la crisis, o bien, estamos ante el principio del final del mismo, y a partir de ahora comenzaremos a retomar la senda alcista de la economía.

Más bien me inclinaría a pensar que los acuerdos de ayer, representan -tal vez- el comienzo del final del tramo descendente.

Podemos pensar que los gobiernos europeos que tienen el poder de decisión en este asunto, han comenzado a asumir lo que el mercado sabia hace mucho tiempo, y que unos pocos han aprovechado para hacer caja, mucha caja. La quita de la deuda griega era inevitable, el recate a la banca también. Cosa que servidor escribiera hace algún año y que en aquel momento, si se hubieran adopta estas medidas, habríamos llegado al mismo sitio que hemos llegado hoy, pero eso sí, con 400 millones de euros más en el bolsillo, o como en el caso de nuestro país, con 15 millones menos de deuda. Ojo, digo “al mismo sitio de hoy”, en ningún momento creo que esta sea la solución, si el primer ladrillo de la misma.

Un compañero me preguntaba hoy por la subida experimentada en los mercados de renta variable. Creo que mi respuesta más acertada ha sido, la eliminación de la incertidumbre que pesaba sobre la deuda griega y que propiciaba la especulación, más el apoyo a deuda soberana de Italia y España, que serán los grandes receptores de la ampliación enorme del fondo de rescate. Enorme, pero insuficiente, lo veremos.

La otra razón, es que a la renta variable le importa un pimiento que el crédito no fluya, lo que le importa es que se mantengan valores y dividendos a base de contabilidad creativa si fuera necesario.

Las decisiones tomadas sobre la “gran” banca, van –una vez más- en sentido contrario a la economía real. La recapitalización hasta el 9%, la contabilización de la deuda soberana europea a cotización real, no harán otra cosa que retrasar mucho más la fluidez del crédito a empresas y familias.

Ojo, que dicho sea de paso el problema de la crisis financiera viene del exceso de apalancamiento. Pero si a la economía financiera y sector público, se le apoya financiera con más apalancamiento, será de justicia, que las pobres pymes, disfruten como mínimo de la misma medicina.

A lo mejor la solución es sacar un genérico de los rescates.

La necesidad de vender activos adjudicados para conseguir llegar a ese 9%, ayude a conseguir que los activos inmobiliarios, lleguen de una vez a sus precios reales, hecho necesario para que de una vez lleguemos al punto de inflexión de esta crisis. Pero poco más, la emisión de convertibles, anunciada por nuestro querido gobierno como solución para nuestros bancos, se me antoja como mínimo carísima pues es un instrumento financiero despreciado por el mercado.

No se ha tenido en cuenta la necesidad de afrontar vencimiento de deuda, que en el caso de nuestra banca sobre pasa los 12.000 millones, y que habrá que renovar con nuevas emisiones.

No se hace referencia a las exigencias de Basilea, así que me imagino que la volverán a retrasar

No se hace referencia a la contabilización de suelos adjudicados, a su actual valor, próximo a cero.

No se hace referencia a la necesidad de “colocar” las entidades pequeñas entre estas grandes que necesitan de recapitalización.

Una vez más se toman medidas de apuntalamiento de los actores del final de la cadena, y una vez más se deja pasar la oportunidad de tomar medidas directas sobre la economía real.

Por tanto, hoy podemos tener la certeza de que esto va para muy largo.

20111213-220759.jpg

Gasolina para el fuego.

13/08/2011

La idea que desde hace días me lleva martilleando en la cabeza, es de por que escribir este post. Y lo hace porque me parece que a lo mejor es demasiado el tiempo transcurrido desde lo que intento contar.
Me explico, las ganas de contar este post vienen desde el acuerdo de rescatar nuevamente a Grecia. Si, hace tanto, que seguro que ninguno tenemos ahora mismo la fecha en la cabeza ( cosa que me viene de perlas para mi propósito).
Tengo sin embargo que agradecer a nuestra clase política mundial, que en las labores propias de su oficio, no solamente continúen dando vigencia a estas palabras, sino que incluso, las doten de mayor fundamento.
Al lío, que no me explico. El segundo rescate a Grecia ( segundo, porque no es el primero ni será el último), no es otra cosa que echar gasolina al fuego.
Los mercados están volviendo ricos a unos pocos y muy pobres a todos los demás, con colaboración indispensable e irremplazable de los dirigentes políticos.
Los movimientos de la clase política son tan predecibles, que los mercados han trazado una hoja de ruta que están ejecutando a la perfección, no solo para buscar el macrobeneficio, sino también para ir haciendo caja ante una muy larguísima crisis, donde la liquidez será, está siendo ya, la única vencedora.
Los mercados han interpretado los errores de nuestros dirigentes en la épocas de vacas gordas, para predecir su actuación en estos tiempos en los que se muestran, incapaces y desbordados. La burbuja inmobiliaria, arranca en el suelo, no en el ladrillo.
La crisis financiera es una crisis de apalancamiento en el que la sobreproducción se nutría de una economía ficticia basada en el crédito ( incluso en la especulación sobre el mismo) y no en el valor añadido de una economía real. Se había generado una inmensa masa de dinero irreal que todavía no desaparecido, ni muchísimo menos.
El entrar en segundos recates, el acordar con improvisación y opacidad la compra de las subastas semanales de otros, no es más que echar gasolina al fuego. Es engordar el cerdo. La solución no está en el ” más madera”, sino en el drenaje del apalancamiento.
Como?, con una quita o con una devaluación. O con ambas. Recordemos Argentina. Segundos rescate, lo único que hacer es minar las reservas de los países excedentarios, sin reducir el apalancamiento, incrementando así la vulnerabilidad de todo el sistema.

Y además, como esto no es suficientes, los estados, cuando se sientan a rescatar a otro, acompañan sus sesudas decisiones con otras de carácter aparentemente secundario, del estilo, ” te doy dinero, pero te prohibo que gastes” .
Es decir, no solo me gasto el dinero que tengo en prolongar tu agonía, sino que ademas me preocupo de acelerarla. Vean sino el galope del déficit griego.
De acuerdo, el exceso de gasto es un grave problema tanto de tamaño como de naturaleza. Pero donde están las medidas para procurar el incremento de los ingresos. No se han enterado que algunos no tienen modelo económico ni para pagar las aspirinas?
Y al votante no te lo puedes cargar… Todo menos eso.
Me parece una tomadura de pelo que continuamente se considere al de enfrente el culpable, léase, los mercados, los especuladores de a corto, los promotores, los bancos.
En esta lista falta alguien no?
En fin, prometo deshacer la madeja en próximas entregas, esta vez desde tierras Portuguesas, por que pienso que en los próximos meses veremos, un nuevo ataque a la deuda americana, la adopción de las QEIII por parte de la reserva federal, ataques a las deudas italiana, francesa, inglesa y como traca final a la deuda Alemana.
En definitiva, gasolina para el fuego. Hay que tomar una gran decisión ya, estamos en el tiempo de descuento.

20110813-010625.jpg

Somalia

28/07/2011

Queda ya muy lejos el mes de abril. Desde entonces no me asomaba a esta ventana, que ya es hora de retomar, y que habiendo reducido otras, espero convertirla en una visita frecuente.
El tiempo de silencio no ha resultado tan largo, por dos motivos. El primero, por el exceso de “ruido” motivado por las elecciones y las necesidades de ubicación de muchas personas.
El segundo, porque lamentablemente los temas de mis últimos post, no habían sufrido alteraciones de ningún tipo, ante la ceguera absoluta de los mandatarios.
Me ha parecido oportuno decir “hola” con el asunto más grave y apremiante de la actualidad.
Frases en prensa como “…las madres tienen que elegir qué hijo dejan morir…” “…las madres abandonan a sus hijos en la carretera ante la impotencia de darles de comer…”.
Saber que todo esto está motivado por enfrentamientos por el poder entre grupos guerrilleros… conocer que nos gastamos 57M€ en cuatro meses de guerra contra un dictador genocida, todo porque en ese país SI hay petróleo, o que tenemos un coche oficial por cada mil habitantes. Que nos gastamos miles de millones de euros en tapar un agujero financiero i-n-s-a-l-v-a-b-l-e , motivados por la acción activa y pasiva de personas que facturan millones de euros y muchas con carácter vitalicio porque se van para casa sin ninguna responsabilidad.
Saber además que la solución pasa 20 días de guerra que acabe con los genocidas y por 300 millones de euros, me pone de muy mala leche y me avergüenza de nuestra condición.
Aquí es donde todos debemos dirigir nuestras miradas y nuestros pequeños esfuerzos, estos son problemas que se solucionan con muy pocas cosas de todos los días, de todos nosotros.
Si, lo sé, el aportar dinero para salvar vidas, no erradica el problema. Pero acaso no estamos haciendo lo mismo con el sector financiero?
Abrazos.

El optimismo en persona

04/04/2011

Cuenta un conocido mío, que dos de su pueblo, visitaron la estación de ferrocarril de Talavera de la Reina y regresaron al pueblo muy contentos diciendo que habían visto el tren, pero no de cualquier manera, sino al tren “en persona”.

Cuando uno piensa en encontrarse con la representación de estados muy concretos, como la felicidad, la serenidad, el optimismo, cree que van a estar perfectamente definidos y separados del resto de sensaciones, en esta puro.

El pasado sábado, he tenido el honor de participar en el congreso nacional de jóvenes empresarios, invitado por AJE y por el gabinete de Iniciativa Joven, a los cuales agradezco infinitamente esta oportunidad.

Sensaciones muchas, conclusiones, también…

Pero si me ha quedado algo impregnado de este congreso es el optimismo “de fondo” presente entre los asistentes y en los asistentes.

Es un optimismo que se representa en personas que se encuentran en un camino, y que aun reconociendo al grandes dificultades existentes, no dejan de tener claro que hay que empujar para salir de la crisis y que están con la mente y los oídos bien abierto, para si fuera preciso, volver a innovar, volver a crear otra aventura empresarial, en el campo que fuera preciso, para seguir adelante, para no dejar de aportar su granito de arena, y conservar además un trozo de pensamiento para una cierta responsabilidad colectiva.

He podido compartir con personas que han llegado a este congreso con muchos apuntes tomados de otros actos, con muchas reflexiones escuchadas y con una visión muy clara de lo que quieren y deben hacer, y sin ninguna gana de tirar la toalla.

Ante esto, uno solo puede aportar matices, y sumarse encantado a esta corriente.
Muchas gracias de nuevo a organizadores y por supuesto a todos los asistentes.
Un abrazo.

20110404-121018.jpg

Somos la mantequilla.

21/03/2011

Hoy tenia que enviar el artículo que cada quince días tienen a bien publicarme en Empresa y Finanzas . Pero hoy no me apetecía ponerme ni comedido ni reflexivo.
Y me ha salido esto.
Gracias por leerme.

Somos la mantequilla.

Hace ya mucho tiempo, que vengo manteniendo, la afición que tiene nuestra clase política a la hora de poner en moda el uso de un término y utilizarlo hasta quedarlo absolutamente quemado.
Recordemos aquel ” por consiguiente”, al que siguió el “márchese señor fulanito” , o el “manda…” y que decir del famoso “talante”.

En estos tiempos tan difíciles, he escuchado en más de una ocasión, y a más de un ponente la frase de ” ahora que la mantequilla está blanda”, para a continuación esgrimir una serie argumentos en defensa de esa suerte de medidas de contención del gasto que se están poniendo en practica.
Cuando uno piensa en que esta frasecita la utiliza tal vez el único “gremio” que no se ha aplicado ninguna medida restrictiva, y muchísimo menos ha pensado en reducir su insoportable dimensión, no tiene por menos que sentirse indignado y preocupado de que lo comparen con mantequilla y que además pueda ser cortada a su antojo, y a su ocurrencia, que hasta este momento es el único nivel de conocimiento que han alcanzado.
Si resulta que somos mantequilla ahora que nos están quitando uno tras otro todos los logros sociales adquiridos, podría resultar que en realidad, cuando los tuvimos lo hicimos solo nominalmente, para que quien se amparaba en vivir y presentar como algo normal y no inventado la famosa cultura del bienestar, no sufrirá las idas y venidas de los sufragios.
Bien pues ahora que estamos blandos, porque entre otras cosas nos han convertido en una sociedad de subsidiados, se seguirán incrementando las medidas cortoplacistas que directamente afectan a la ciudadanía. Pero claro, lo primero es lo primero y esto no es otra cosa que el pago del cheque en blanco representado en poder colocar nuestra deuda semana tras semana, a un precio alto, pero controlado.
Nada se dice del problema real, la falta de ingresos, la falta de una política tendente a reducir la falta de competitividad de la economía, el haber equivocado “el tiro” en la política exterior, que nos ha sacado de los países excedentarios y compradores. Llevamos una larga historia de perder el tiempo, primero pensando que nuestro mercado interno podría llevarnos a cualquier sitio, sin ver su total apalancamiento, público y privado. Después llegando la evidencia de una crisis que nos explotaría en la cara, ahora pretendiendo huir hacia delante con la única bandera que nosotros estamos solo en un 60% de nuestro PIB en términos de deuda. ¿pero de que PIB? ¿Pero todavía nos queda? ¿Cuanto vamos a tardar en asumir que la solución pasa por una reestructuración de la deuda, pues esto no hay quien lo pague?

Esta claro que nuestro modelo económico no nos ha servido, pero ya es hora de decir que el modelo administrativo, mucho menos.
Empecemos de una vez en racionalizar nuestro espacio, empecemos por la escuela.
Empecemos a contar a los improductivos que nos consideran mantequilla, que tan solo son una clase de subsidiados inventados a si mismo.
No todos están perdidos, y esos que no lo están deberán limpiar sus casas para remar todos en la misma dirección .


A %d blogueros les gusta esto: